CUIDADOS DEL CUERO

 

Todos nuestros productos son elaborados a partir de materias primas de alta calidad. El cuero es un material natural y delicado el cual proviene de seres vivos y por lo tanto puede presentar variaciones o irregularidades en su tono y texturas pues al ser natural no puede haber dos cueros totalmente iguales. Por ser un material delicado requiere ciertos cuidados que con materiales sintéticos probablemente no se tengan que hacer frecuentemente. Aquí te enseñamos como darle durabilidad a los accesorios que tengas de este material.

EXISTEN VARIOS TIPOS DE CUERO Y CADA UNO TIENE UN ESTILO DE CUIDADO DIFERENTE:

Cuero Nobuck: Similar a la Gamuza por su textura sedoza, se diferencian porque la gamuza proviene de la parte interna del cuero, mientras el Nobuck proviene de la externa lo cual lo hace más flexible y fuerte. Muy suave al tacto y delicado pues se raya muy fácil, igualmente en contacto con el agua se oscurece su color original y es probable que nunca vuelva a ser de su color original.

Cuero Carnaza: La carnaza tiene un tacto suave y proviene de la parte interna del cuero del animal. Es menos fuerte que el Nobuck pero igual delicado, es más sensible a manchas, al engrasado y a la luz del sol, por eso el cuero se descolora muy fácilmente. Al tocarlo se verán sonas más oscuras y unas más claras.

Cuero Gamuza: La gamuza viene de la parte interna de la piel de animales más pequeños como el cordero o cabra, esto hace que sea mucho más suave al tacto y mucho más delicada. Se usa para prendas especialmente femeninas ya que es un cuero delgado y fino. Al igual que la carnaza y el nobuck es un cuero muy delicado y propenso a rayarse, ensuciarse y perder su coloración.

Cuero Liso: Es el material más usado para calzados y bolsos entre otros. Proviene de la parte exterior del cuero, lo cual lo hace flexible; además contiene grasas naturales, las cuales lo hacen suave, pero estas grasas naturales pueden perderse con el tiempo, así que debe hidratarse constantemente para que no pierda sus características naturales. También es sensible al contacto con el agua, así que su impermeabilización es fundamental.

Cuero de Búfalo: Es un cuero muy duradero, suave y que se ve muy bien después del uso. Tiene las mismas características del cuero liso y por lo tanto, requiere de cuidado. Son cueros con grasas y ceras que le dan a la piel un toque vintage y una tacto suave y graso. Los  efectos visuales que generan es de 100% cuero y dan una apariencia de ser usado y viejo.

Charol: Al estar recubierto por una capa de barniz brillante el charol ya está impermeabilizado pero necesita cuidados que aviven sus colores y no dejen que haya quiebres pues tienden a presentar arrugas por el uso.

Cuero Pigmentado: Tiene las mismas características del cuero liso, pero tiene varios procesos en donde se corrige al máximo las imperfecciones de la piel, su acabado más importante son unos pigmentos  muy fuertes y penetrantes que le dan un color y una apariencia uniforme